Con aumento salarial suben tarifas y multas

La elevación para este año del Salario Básico Unificado (SBU), dispuesta por el Ministerio de Relaciones Laborales y Trabajo a 386 dólares mensuales, incrementa de igual manera en forma porcentual los valores de las multas y pensiones alimenticias que deben pagar los ciudadanos que infringen las leyes de tránsito, por ejemplo, o que deben pasar una mensualidad para los hijos menores de edad, en el caso de estar separado o divorciado de su pareja.

En el caso de las pensiones alimenticias, según informó ayer Sandra Córdova, jueza encargada de la coordinación de la Unidad de la Familia y Adolescencia del Consejo de la Judicatura en la provincia del Azuay, todavía no se han actualizado los valores correspondientes, teniendo hasta el 15 del presente mes como plazo para que esta tabla de valores sea indexada o actualizada en forma automática por el sistema informático, en conformidad con lo dispuesto con el artículo 15 de la Ley Reformatoria de la Ley de Adolescencia.

Córdova sostuvo que esta indexación se ejecuta en forma automática una vez que el Instituto Nacional de Censos y Estadísticas (INEC), da a conocer el nivel de la inflación alcanzada durante el año anterior, pues estos valores de pensiones alimenticias son incrementados en base a este índice inflacionario.

Testimonios
María Inés Sichique, de 32 años, llegó la mañana de ayer a la Oficina de Pagaduría del Consejo de la Judicatura, para averiguar sobre las pensiones alimenticias que su expareja debe depositar para su hija de 10 años de edad.

“He venido a ver por una pensión alimenticia de mi exesposo, no está puntual en las pensiones, porque se olvida. Ya es más de un año que no nos deposita, creo que está debiendo sobre los 2.000 dólares”, sostuvo.

Sichique comentó además que debió emigrar a España hace alrededor de cinco años, tiempo durante el cual trabajó duro para sacar adelante su hogar, sin embargo, todo el fruto de su trabajo pasó a manos de su exesposo cuando la justicia, a través de un centro de mediación, le dio la razón a su expareja y ella y su hija quedaron en la calle, por lo que ahora clama porque se haga justicia y le reconozcan sus derechos.

Para Verónica C. , de 31 años de edad, resulta vergonzoso asistir mensualmente a las oficinas del Consejo de la Judicatura para averiguar si su expareja le depositó o no la pensión para su tierna hija, ya que “parecemos limosneras”, dijo.

Según esta joven madre, es usual los atrasos en el pago de las pensiones, a lo que se suma el hecho que ahora deben seguir un trámite para poder demandar el pago de los alimentos por lo que mejor deben esperar la buena voluntad de sus exparejas. Sostuvo además que los montos que algunos padres destinan para sus hijos cuando se separan de su mujer o divorcian son mínimos, pues en su caso, cuando recién se divorció recibía 100 dólares mensuales, sin embargo, ahora, recibe apenas 60 dólares y esto es cuando su exesposo quiere cumplir, de lo contrario, los pagos se atrasan hasta dos y tres meses.

Prensa Informa

#Sistema2

News Reporter
A %d blogueros les gusta esto: