Luiz Antonio Mameri: Los pagos a Jorge Glas eran como un ‘peaje’

 

Como una forma de peaje necesario para obtener contratos en Ecuador fueron calificados los pagos indebidos depositados por Odebrecht en la cuenta de Glory International Industry (GII) destinados al vicepresidente Jorge Glas. Así lo ratificó el testimonio del exvicepresidente para América Latina y Angola de la brasileña, Luiz Antonio Mameri.

El exejecutivo, que se acogió a un acuerdo de “delación premiada” con los fiscales brasileños, relató el 13 de diciembre de 2016 el proceso de autorización de estos pagos en una declaración que tiene por tema “autorización de pagos indebidos para Jorge Glas”.

En su testimonio, de poco más de 11 minutos, Mameri confirmó la versión de su subordinado José Conceição Santos en el sentido de que el intermediario para estos sobornos fue el tío del vicepresidente, Ricardo Rivera Aráuz, quien también servía como interlocutor para obtener citas.

Los pagos se iniciaron cuando Jorge Glas Espinel aún era ministro de Sectores Estratégicos y el pedido, hecho por Rivera, fue de que por cada contrato obtenido en Ecuador, se debía pagar el 1% del monto. Mameri dijo que conversó con Santos sobre la necesidad de estos pagos y Santos le indicó que la negociación ya estaba hecha y que era necesario esta especie de “peaje”.

Otro argumento de Santos, de acuerdo con lo declarado por Mameri, fue “la importancia del señor ministro y su sentimiento de que sin su participación no sería posible” obtener los contratos, aun cuando participaran en licitaciones.

En este caso específico, el pago del 1% del costo de la obra ocurría después de que Odebrecht cobrara al Estado ecuatoriano. El primer contrato obtenido por la brasileña luego de su retorno a Ecuador fue la construcción de la central hidroeléctrica Manduriacu, cuyas obras arrancaron en enero de 2012. El proyecto fue financiado parcialmente por el Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES).

El exvicepresidente de Odebrecht indicó que autorizó los sobornos entre 2012 y 2013, mediante el mismo sistema encriptado utilizado para los sobornos (MyWebDay) y que estos se cancelaron desde el Departamento de Operaciones Estructuradas, a cargo del ejecutivo Hilberto Silva.

Al igual que en otros testimonios, Mameri aclaró que él no negoció con ningún funcionario público ecuatoriano ni mantuvo ninguna relación con ellos. Su actuación se limitaba a aprobar los pedidos de Santos.

El 1 de diciembre de 2016, el exejecutivo entregó al Ministerio Público de Brasil copia de todas las transacciones realizadas a la empresa Glory International Industry (GII). Reconoció, además, que dentro de la misma constructora, la información estaba compartimentada, por lo que tampoco tenía acceso a información.

De acuerdo con los documentos presentados, que también constan en el expediente judicial de Ecuador, pues son los mismos que proporcionó Santos, el primer giro ocurre el 4 de junio de 2012 y el último el 9 de diciembre de 2013. La suma de las 16 operaciones ascendió a $ 5,8 millones.

Parte del dinero provino de las empresas offshore Innovation Research Engineering and Development Ltd. y de Selec Engineering Consulting and Services. Todos los depósitos fueron a la cuenta número 1143631961951 de GII en Shanghai Pudong Development Bank. La sede de GII está en las Islas Marshall.

Esta empresa es distinta de otra con mismo nombre abierta en Miami por el empresario de telecomunicaciones Tomislav Topic Granados, quien también es investigado por supuesto lavado de activos. Cuando el caso estalló en junio pasado, Topic acudió a la Fiscalía de Ecuador para informar que recibió de GII de Islas Marshall la cantidad de $ 13,5 millones para una inversión del cable submarino en una cuenta del banco Merril Lynch de Nueva York entre abril del 2012 y agosto del 2013.

Sin embargo, ni las cifras ni las fechas cuadran entre lo depositado por Odebrecht a GII y lo transferido a EE.UU.

Según la versión de Topic, como los inversionistas chinos no cumplieron con la entrega de los $ 30 millones acordados, perdieron su capital. El contacto para estos inversionistas chinos era el mismo Rivera Aráuz, con quien Topic mantenía contactos de negocios.

Esta semana se conocerá el resultado del caso que por asociación ilícita se tramita ante el Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia contra el vicepresidente Jorge Glas, su tío Ricardo Rivera y otras personas. En este caso no se ha receptado el testimonio de Luiz Antonio Mameri.(I)

Comisión Anticorrupción

De acuerdo con la CNA, el costo de la central Manduriacu, inaugurada en marzo del 2015, fue de $227,38 millones.

La obra fue adjudicada por $ 124,8 millones a Odebrecht.

En la licitación participaron también las constructoras brasileñas Camargo-Correa y Engevix.

La CNA denunció sobreprecios y contratos adicionales injustificados. Las autoridades han demandado a los miembros de la CNA y han pedido millonarias indemnizaciones.

* Esta es una investigación conjunta de EL UNIVERSO y la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas liderada por IDL-Reporteros e integrada por periodistas de O Globo de Brasil, La Nación de Argentina, La Prensa de Panamá, Armando.Info de Venezuela, Sudestada de Uruguay y Quinto Elemento de México.

Cortesía el Universo

#Sistema2

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: